Tarta de cereza

Detalles

Raciones

6 raciones

Tiempo

90 minutos

Ingredientes

  • 1 kg de cerezas

  • 125 g de azúcar

  • 30 g de Maizena

  • zumo de 1/2 limón

  • Para la masa:
  • 250 g de mantequilla

  • 500 g de harina de trigo

  • 50 g de azúcar

  • 45 g de agua

  • 1 pizca de sal

  • 1 chorrito de zumo de limon

  • Para pintar:
  • 1 huevo

  • MOLDE
  • Desmontable de 23 cm

Pasos

  • Lavamos las cerezas y les quitamos el hueso. Podemos hacerlo presionando con los dedos hasta que salga o cortando con un cuchillo por la mitad.
  • Echamos las cerezas sin el hueso en un cuenco y añadimos el azúcar y el zumo de limón. Guardamos en la nevera y dejamos macerar durante unas 8 horas, podemos dejar de un día para otro.
  • Pasado este tiempo las cerezas habrán soltado todo su jugo, les añadimos la maicena y mezclamos bien para que se disuelva.
  • Para la masa:
  • Echamos la mantequilla fría en cuadraditos en un cuenco, añadimos la harina, el azúcar y una pizca de sal. Mezclamos con las manos hasta que se forme una especie de masa arenosa, añadimos el limón y el agua y seguimos amasando hasta tener una masa homogénea.
  • Hacemos una bola, la envolvemos en papel film y la metemos en la nevera durante al menos una hora.
  • Para hacer la tarta:
  • Cortamos la masa en dos trozos, uno un poco más grande que otro. Con un rodillo y sobre una hoja de papel de horno extendemos la bola más grande hasta que tenga unos 3 o 4 mm de espesor.
  • Colocamos la masa en el molde con el papel de horno por abajo para evitar que se pegue y dejando que los bordes de la masa sobresalga un poco por fuera.
  • Echamos las cerezas sobre la masa y extendemos para que quede uniforme la superficie.
  • Con la ayuda de un rodillo extendemos el otro trozo de masa y la cortamos en tiras de 2 dedos de ancho más o menos. Las colocamos sobre la tarta entrecruzándolas para que queden más vistosas.
  • Pegamos bien las tiras de masa a los bordes y les damos forma. A continuación batimos un huevo y pintamos la masa por encima.
  • Metemos en el horno, que previamente hemos calentado a 180 grados durante 60 minutos. Si vemos que coge demasiado color por encima podemos cubrirla con papel de aluminio para evitar que se queme.
  • Aún que haya pasado este tiempo y el relleno de cerezas esté aún líquido no pasa nada, al enfríar espesará.
  • Dejamos enfríar antes de desmoldar. La servimos fría y también se puede acompañar con una bola de helado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *