Tacos de Cochinita Pibil

Detalles

Raciones

4 personas

Tiempo

4 minutos

Dificultad

Fácil

La cochinita pibil es un guiso muy popular en la cocina mexicana, se puede comer de diferentes formas: en tacos, con arroz… Originalmente se hace con carne de cerdo marinada en zumo de naranja agria y se cocina bajo tierra, lentamente bajo las brasas y entre hojas de bananero. Como es dificil encontrar las naranjas agrias aquí y cocinarla bajo tierra no es muy práctico, vamos a hacer una versión más sencilla de esta receta tradicional. En el caso de las naranjas, vamos a utilizar naranjas normales y mezclar su zumo con zumo de limón para conseguir que tengan un sabor más ácido. Para cocinarla vamos a hacerla en el horno, si tenemos una cocotte o una olla de hierro fundido la cocinaremos dentro de esta, si no, podemos hacer sobres de papel de aluminio como si fuese un papillote.

Es importante la carne que escogemos, necesitamos que tenga grasa para evitar que quede seca. Os recomendamos que utiliceis aguja de cerdo o cabeza de lomo, es tierna y tiene más grasa que otras partes como el lomo normal, que quedaría demasiado seca.

La pasta de achiote, las tortitas de maiz y los chiles habaneros podemos encontrarlos facilmente en tiendas o fruterías de productos latinos.

Ingredientes

  • 1 kg de carne de cerdo
    ( aguja o cabeza de lomo)

  • 90 g de pasta de achiote

  • 125 g de zumo de naranja

  • 100 g de zumo de limón

  • 100 g de vinagre de vino blanco

  • 1/2 cucharada de comino en polvo

  • 1/2 cucharada de orégano seco

  • 1/2 cucharada de canela en polvo

  • 2 hojas de laurel

  • 4 dientes de ajo

  • Para cocinarlo:
  • 1 cucharada de manteca de cerdo

  • Para el acompañamiento:
  • tortitas de maíz pequeñas

  • 2 cebollas moradas

  • 2 chiles habaneros

  • 2 naranjas

  • 3 limas

Pasos

  • En primer lugar vamos a hacer la salsa en la que marinaremos la carne. Para esto echamos en el vaso de la batidora la pasta de achiote, el zumo de naranja, el zumo de limón, el vinagre, el comino, la canela, los ajos y un poco de sal. Batimos todo bien hasta que quede homogénea. Reservamos.
  • Cortamos la carne en trozos de unos 3 centímetros sin retirar la grasa, ya que nos ayudará a que no se seque mientras la cocinamos. En un cuenco de cristal o de cerámica echamos los trozos de carne y la cubrimos con la salsa que acabamos de hacer, le añadimos el orégano y las hojas de laurel y mezclamos todo bien. Cubrimos con un papel film transparente y dejamos en la nevera unas 10 horas, idealmente de un día para otro.
  • Para el acompañamiento, cortamos dos cebollas en tiras y picamos bien los chiles quitándoles las semillas. Es importante hacerlo con cuidado de no tocarnos la cara ya que son muy muy picantes. Exprimimos el zumo de las dos naranjas y de 2 limas y mezclamos en un cuenco el zumo con la cebolla y los chiles picados. Dejamos en la nevera tapado con papel film durante 3 o 4 horas para que maceren.
  • Una vez marinada la carne, vamos a cocinarla en el horno lentamente, idealmente dentro de una cocotte o olla de hierro fundido con la tapa puesta para que no escape el vapor. Si no tenemos una cocotte hacemos sobres de papel de aluminio como si fuse un papillote. Para eso cortamos un trozo de papel de aluminio de unos 90 cm de largo y lo doblamos al medio, marcando las dos mitades. Para cerrar el envoltorio doblamos la otra midad sobre la primera y en los bordes de los lados hacemos 4 o 5 dobleces sobre si misma para que no escape ni el líquido ni el vapor. Llenamos el sobre con la carne y el líquido, echamos una cucharada de manteca de cerdo y cerramos la última abertura doblándola sobre si misma como los otros bordes. Lo colocamos en una bandeja por si se nos rompe el saquito no perder la salsa.
  • Metemos en el horno que previamente calentamos a 160 grados y dejamos unas 3 horas, para que se cocine bien y la carne se deshaga.
  • Pasadas las 3 horas sacamos del horno con cuidado de no quemarnos y separamos la carne de la salsa, que debería haberse reducido bastante. Si vemos que queda muy líquida podemos acabar de reducir en un cazo a fuego medio-bajo. Retiramos las hojas de laurel.
  • Con dos tenedores desmechamos los trozos de carne, una vez desmechada la carne la mezclamos con la salsa que hemos reducido.
  • Calentamos las tortitas de maíz en una sarten, tambien lo podemos hacer en la tostadora.
  • Colocamos sobre cada tortita un poco de carne con salsa y la cebolla macerada escurrida. Podemos añadirle trozos de aguacate también. Servimos con una lima cortada en cuartos para exprimir por encima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *