Rollitos de canela

Detalles

Raciones

6 personas

Tiempo

150 minutos

Dificultad

Fácil

Los rollitos de canela, cinnamon rolls o kanelbulle son un dulce muy típico de Suecia y otros países nórdicos como Dinamarca que tomarón popularidad a principios del siglo pasado. Son estupendos para comer en invierno o durante la navidad, con una buena taza de café o té caliente.

Ingredientes

  • 400 g de harina de trigo

  • 25 g de levadura fresca

  • 1 huevo

  • 50 g de mantequilla

  • 150 ml de leche

  • sal

  • 50 g de azúcar

  • Para el relleno:
  • 50 g de mantequilla

  • 80 g de azúcar

  • 2 cucharadas de canela
    el polvo

  • Para decorar:
  • azúcar

  • 1 huevo

Pasos

  • Tamizamos la harina, le añadimos la sal, mezclamos bien y añadimos la levadura.
  • Derretimos la mantequilla a baja potencia en el microondas.
  • Hacemos un agujero en el medio de la harina y le echamos la leche templada. Deshacemos la levadura con la lecha y añadimos la mantequilla derretida, el huevo y el azúcar.
  • Mezclamos todos los ingredientes y amasamos con las manos durante 10 minutos. Hacemos una bola con la masa, la espolvoreamos con un poco de harina y la tapamos con un paño limpio. Dejamos fermentar durante una hora y media.
  • Pasado este tiempo debería haber doblado su tamaño. La amasamos un poco para desgasificar, espolvoreamos un poco de harina sobre la mesa y con un rodillo la extendemos encima con forma de rectángulo. Debería quedar con un grosor de unos 3 mm.
  • Relleno:
  • Para el relleno derretimos un poco la mantequilla y la mezclamos con el azúcar y la canela. Con una brocha pintamos la masa por encima con la mezcla de mantequilla, azúcar y canela.
  • Enrollamos la masa por el lado mas largo y la cortamos en trozos de un o dos dedos de grosor.
  • Colocamos las caracolas en una bandeja de horno sobre papel para hornear y las cubrimos con un paño, dejamos reposar de nuevo unos 30 minutos hasta que crezcan un poco.
  • Decoración:
  • Cuando estén listos batimos un huevo y los pintamos por encima.
  • Precalentamos el horno a 200º y los cocemos en el horno durante 12 minutos aproximadamente, hasta que estén doraditos.
  • Sacamos del horno y espolvoreamos con un poco de azúcar por encima, dejamos que se enfríen sobre una bandeja. Templados están buenísimos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *